CARRUSEL DE OGRITOS

Teatro para la infancia y la juventud

 

Se dirige tanto a niños y niñas como a las personas que les acompañan (madres, padres, tutoras/es, profesoras/es…), o profesionales de las Artes Escénicas.

Nombrado en honor al proyecto pedagógico-teatral de Suzanne Lebeau, dramaturga canadiense con más de cincuenta años de experiencia en el teatro para jóvenes públicos, Carrusel de Ogritos quiere dar visibilidad, así como abrir un campo de oportunidades, para la mejora y el fomento de los textos teatrales dirigidos a la infancia y la juventud en nuestro país. Como la obra de Lebeau, el proyecto reivindica la atención a la imaginación como fuerza salvaje, ingobernable, impulsora de la ficción y de la vida, tanto de niños y niñas como de quienes les acompañamos; la imaginación como germen de posibilidades, de pensamiento crítico y del respeto a las diferencias.

El teatro para la infancia ha experimentado un desarrollo sin precedentes en la exploración de nuevos lenguajes y herramientas artísticas. El afán de búsqueda e investigación está muy presente entre las creadoras y los creadores de teatro para niños y niñas; como entidad representante de los autores y las autoras de la nueva dramaturgia contemporánea española, queremos ofrecer vías para la creación y la innovación desde la misma práctica dramatúrgica, también en este campo.

Así, Carrusel de Ogritos nace como el área específica de la Asociación de Autores de Teatro, destinada a creación para la infancia y la juventud. Desde la convicción acerca de la necesidad de potenciar la existencia de un teatro de calidad dirigido a jóvenes espectadores y espectadoras, que refleje temas y cuestiones diversas, y capaz de impulsar la creación de nuevos públicos, Carrusel de Ogritos plantea dos ejes complementarios de acción. Por un lado, el del impulso y la difusión de los textos dirigidos a la infancia. Por otro, la generación de textos de calidad para trabajar con la infancia.

El proyecto se articula en distintas fases:

  1. PUBLICACIÓN DEL VOLUMEN: Con textos para que los/as profesores/as de Teatro, Lengua y Literatura puedan trabajar en el aula con grupos de niños y niñas. La dispersión y falta de materiales a la hora de enseñar teatro, y de preparar montajes teatrales en la escuela, nos anima a proponer este trabajo de estimulación de la escritura de textos teatrales para trabajar con niños y niñas. Proponemos la publicación de un libro anual, compuesto por textos que se adecuen a este propósito. En el volumen se incluirá una pequeña guía pedagógica de cada texto, con el fin de vincular al autor o autora con sus jóvenes destinatarias/os; quizá un primer paso para propiciar un encuentro posterior en el contexto de la propia escuela.

La convocatoria Carrusel de ogritos ha seleccionado cinco textos dirigidos a distintas edades, tanto destinados a ser representados ante un público infantil como a ser trabajados en las aulas, y por lo tanto interpretados por niños y niñas. Por eso este volumen incluye obras de teatro muy diferentes:

Teatro sobre plano, de la autora Ruth Vilar, propone un teatro político protagonizado por niñas y niños; y lo hace trabajando pedagógicamente desde las acotaciones, para que los propios niños y niñas puedan disfrutar con el montaje tanto en el colegio como en casa.

Siembravientos, del escritor Luis Fernando de Julián, propone una obra dirigida a público infantil en la que los títeres y los objetos son los protagonistas de un texto que ahonda en la búsqueda de nuevos lenguajes escénicos.

En Los chicos perdidos, Tomás Afán Muñoz traza una crítica anticonsumista mostrándonos las consecuencias de nuestro apego a los centros comerciales; con unos personajes que no pueden salir de uno de ellos, y con Santa Claus rondando…

Las orejas de Adalberto, de Jesús Carazo, propone una vuelta de tuerca a los personajes clásicos: el lobo, Caperucita… Todos, revisados en una historia con una original estructura, y un final un tanto inquietante.

En La vida pícara, Miguel Ángel Jiménez Aguilar, elabora una adaptación del Lazarillo de Tormes dirigida al trabajo en las aulas; por esa razón, en esta versión adquieren importancia los coros como personajes colectivos.

Lo que sí hemos procurado, en todos los casos, es ser rigurosos con los criterios de calidad. Queríamos ofrecer un conjunto de textos útiles, en el sentido de que sean generadores de un proceso creativo y reflexivo en aquellos y aquellas que los reciban.

  1. PRESENTACIÓN PARA SU PRODUCCIÓN: Organización de un encuentro que sirva para la presentación, por parte de las autoras y los autores, de textos teatrales en diferentes fases de producción, ante distintos profesionales de las artes escénicas (distribuidoras, productoras, programadoras), así como ante el público infantil, juvenil y adulto que asista (pitching). Se trata de propiciar la producción y la programación de montajes infantiles de calidad. Se va a procurar la inclusión de este evento dentro de la programación de Teatralia, en Madrid. Asimismo, se prevé contactar con las principales ferias y festivales del país, especializadas en teatro para la infancia y la juventud (Mostra d’Igualada, FETEN…).
  2. ENCUENTRO CON DRAMATURGOS EN EL AULA.

Y, por último, uno o dos autores teatrales visitan en un día acordado el centro con el fin de dar a conocer a estudiantes y profesores sus obras, sus modos de trabajo, sus aspiraciones y las características y posibilidades del oficio del autor dramático. Creemos que se contribuye así a que la imagen que profesores y alumnos tienen de la autoría teatral contemporánea se vaya modificando y actualizando, alterando el rígido y obsoleto esquema que permanece en los libros de texto desde los años 80 y que concibe la literatura dramática como un conocimiento literario más. Nosotros la presentamos como algo vivo, actual y abierto a la participación de alumnos y docentes.

  1. MUESTRA MICROTEATRO INFANTIL

Damos a los escolares la posibilidad de mostrar el trabajo realizado con los textos de Carrusel de ogritos en las lecturas matinales del Salón internacional del Libro Teatral.